Saludo de la Delegada

Primero de todo, quiero agradecer vuestro apoyo por elegirnos, tanto a mi como a mi equipo, para encabezar la Delegación de Alumnos de la UPV. En esta etapa tan gris que estamos atravesando, es vital que se sigan defendiendo los derechos del estudiantado de la UPV. Hay que seguir trabajando por una universidad que brinde una docencia de calidad, a la vez que se pueda disfrutar de una vida universitaria plena.

Tras estos casi tres años en representación estudiantil, no concibo la universidad sin ella. Me ha demostrado el sacrificio, el compromiso y el altruismo que significa, pero a la vez lo satisfactoria que puede llegar a ser. Además, me ha hecho darme cuenta de lo necesario que es que exista gente ahí para ayudar, trasladar los problemas a los órganos pertinentes y para que se escuche la voz del estudiantado.

Por suerte, se nos ha brindado esta oportunidad a mi equipo y a mi de aportar nuestro tiempo y dedicación en trabajar por una universidad pública, de calidad y donde se tenga en cuenta la opinión del sector mayoritario de la comunidad universitaria.

Cuento con un equipo con capacidad, experiencia, diversidad, pero, sobre todo, con ganas de trabajar y de conseguir todos los retos que nos propongamos. Y tenemos la perseverancia para ello. Además de formar a los que, en el futuro, seguirán con esta filosofía.

Muchas gracias por esta oportunidad, no la desaprovecharemos.

Lea Olcina Botella